Contra las patrias, el Viejo Maestro




La nacionalidad del obrero no es ni francesa, ni inglesa, ni alemana, es el trabajo, la esclavitud libre, el automercadeo. Su gobierno no es ni francés, ni inglés, ni alemán, es el capital. Su aire nativo no es ni francés, ni alemán, ni inglés, es el aire de la fábrica. La tierra que le pertenece no es ni francesa, ni inglesa, ni alemana, está a unos cuantos pies bajo el suelo.
Karl Marx: Crítica de «El sistema nacional de economía política» de Friedrich List

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 3.0 Unported License.

Páginas vistas en total

martes, mayo 08, 2012

El líder de la izquierda griega asume la tarea de formar Gobierno

  por Kaos. Internacional
 
Alexis Tsipras, líder de la coalición de izquierda Syriza, recibirá hoy del presidente griego, Carolos Papulias, el encargo de intentar componer un nuevo Gobierno, después de que los conservadores fracasaran ayer al no contar con suficiente apoyo entre el resto de partidos.
Gara
 Papulias recibirá hoy a Tsipras, cuya formación fue la segunda más votada en las elecciones del domingo, para encargarle oficialmente la formación de un equipo de Gobierno, una tarea complicada por la alta fragmentación del arco parlamentario y la falta de acuerdo entre las distintas formaciones.
Tsipras, ganador moral de los comicios al haber logrado 52 escaños y multiplicado por cuatro su presencia en el Parlamento, ha insistido en que su objetivo es formar una coalición de izquierdas.
Muy crítico con el plan de rescate de la Unión Europea y con las medidas de ahorro que implica, no tiene una posición clara sobre la salida del euro y exige una cancelación parcial de la deuda y la negociación con Bruselas de un plan que dé prioridad al desarrollo económico y a la protección social.
Según el diario Kathimerini, sus esfuerzos se centrarán en convencer a Izquierda Democrática (19 escaños) y al Partido Comunista (26 diputados), a las que acusa este de no querer acabar con el capitalismo.
Más fácil lo tendrá Tsipras con Izquierda Democrática, una escisión de Syriza, crítica con la UE pero partidaria de mantenerse en la Eurozona.
Su dirigente, Fotis Kuvelis, declaró ayer que espera las propuestas de Syriza pero que condiciona cualquier acuerdo a que Grecia no abandone la moneda única.
Tampoco han descartado un acuerdo con Syriza los derechistas de Griegos Independientes, aunque ni siquiera esta combinación daría al Gobierno la mayoría absoluta en el Parlamento.
Syriza, Izquierda Democrática, los comunistas y Griegos Independientes rechazaron ayer participar en un tripartito con los conservadores de Nueva Democracia, el más votado el domingo, y los socialdemócratas del Pasok, al entender que son responsables del empobrecimiento del país con sus políticas de ahorro.
Tras su ronda de contactos, el líder de Nueva Democracia, AndonisSamarás, tuvo que claudicar en su intento de formar Gobierno.
Si Syriza no logra formar Gobierno en un plazo de tres días, el mandato pasará al Pasok. Si también fracasa, se convocarán nuevas elecciones dentro de un mes.

No hay comentarios: