Contra las patrias, el Viejo Maestro




La nacionalidad del obrero no es ni francesa, ni inglesa, ni alemana, es el trabajo, la esclavitud libre, el automercadeo. Su gobierno no es ni francés, ni inglés, ni alemán, es el capital. Su aire nativo no es ni francés, ni alemán, ni inglés, es el aire de la fábrica. La tierra que le pertenece no es ni francesa, ni inglesa, ni alemana, está a unos cuantos pies bajo el suelo.
Karl Marx: Crítica de «El sistema nacional de economía política» de Friedrich List

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 3.0 Unported License.

Páginas vistas en total

domingo, julio 01, 2012

Escena pinochetista en la Catedral de la Almudena: Una veintena de desahuciados trata de encerrarse en ella para protestar y la policía responde poniendo a familias enteras de rodillas contra la pared y con los brazos sobre la cabeza



¿Chile 1973?, ¿España 1939? No, Madrid, 2012
Una veintena de personas se encerró la tarde del viernes en la catedral de La Almudena para protestar contra los desahucios y reivindicar el derecho a la vivienda. Vean en la imagen la respuesta de la policía, que ha desalojado a los activistas a eso de las 23:00.
Agencias/Kaosenlared
¿Chile 1973?, ¿España 1939? No, Madrid, 2012

Una escena 100% pinochestista, 100% franquista. Eso es lo que se está viviendo esta noche en la Catedral de la Almudena de Madrid, donde varias decenas de desahuciados se habían encerrado esta tarde para protestar.  Un portavoz de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) señaló esta tarde que de los más de 20 encerrados, 15 son personas afectadas directamente por desahucios, y el resto son voluntarios que permanecen con ellos por solidaridad.
La Policía ha desalojado alrededor de las 23:00 horas a las personas que se habían encerrado esta tarde en la Catedral de la Almudena para protestar contra los desahucios y reivindicar el derecho a la vivienda.
Así lo han confirmado a Efe un portavoz de la Plataforma de Afectados por las Hipotecas (PAH) y fuentes de la Jefatura Superior de Policía.
Desde la Jefatura han explicado que se ha identificado a 29 personas que permanecían encerradas dentro del templo, y a otras 30 ó 40 que se encontraban en el atrio.
Una vez identificados, y al no haber presentado denuncia la Archidiócesis de Madrid, han procedido a marcharse de la Catedral.
La Archidiócesis, consultada por Efe, no ha querido hacer declaraciones sobre el asunto.
Por su parte, el portavoz de la PAH, que se encontraba en el interior del templo, ha lamentado que la Iglesia se haya "negado a dar su apoyo" a las familias y personas afectadas por los desahucios.
El encierro comenzó alrededor de las 18:30 horas, según ha explicado a Efe este portavoz de la PAH, que ha señalado que han escogido este edificio emblemático para llamar la atención de las autoridades y que les den una respuesta a sus reivindicaciones.
La PAH ha pedido una reunión con representantes del Gobierno, del Defensor del Pueblo, del Banco de España y del Poder Judicial para que den soluciones a todos los afectados por las hipotecas y los desahucios, y confiaban también en que la Iglesia se pronunciara sobre este problema y les transmitiera su apoyo, algo que, según el portavoz de la Plataforma, finalmente no ha ocurrido.
Inicialmente la pretensión de los encerrados era permanecer dentro del templo todo el fin de semana hasta el lunes, cuando hay convocada una manifestación a las 20:00 horas desde Ópera hasta Banco de España para reivindicar el derecho a la vivienda y la paralización de los desahucios.
Curiosa paradoja de la historia. Allí donde Jesús echaba, según el mito, a los mercaderes a latigazos, allí mismo la policía echa a quienes reclaman un derecho tan elemental como el derecho a la vivienda. Y todo ello para beneficiar a los de siempre, a esos mismos mercaderes que trafican con la vida humana y la degradan hasta condiciones aberrantes. 
Queda claro que, hoy como ayer, cuerpos represivos del estado (fuerzas del orden), banqueros, jerarquía eclesiástica y la derecha están en el mismo bando. El bando de los que quieren, como sea, acabar con la democracia y condenar al pueblo al hambre, la miseria y la esclavitud laboral para beneficio de unos pocos. Hoy como ayer, el fascismo sigue teniendo las mismas caras, los mismos integrantes, los mismos objetivos.
Seguir todo lo que está sucediendo en:

No hay comentarios: