Contra las patrias, el Viejo Maestro




La nacionalidad del obrero no es ni francesa, ni inglesa, ni alemana, es el trabajo, la esclavitud libre, el automercadeo. Su gobierno no es ni francés, ni inglés, ni alemán, es el capital. Su aire nativo no es ni francés, ni alemán, ni inglés, es el aire de la fábrica. La tierra que le pertenece no es ni francesa, ni inglesa, ni alemana, está a unos cuantos pies bajo el suelo.
Karl Marx: Crítica de «El sistema nacional de economía política» de Friedrich List

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 3.0 Unported License.

Páginas vistas en total

viernes, junio 22, 2012

Rosa Luxemburgo: Discurso ante el congreso de constitución del Partido Comunista Alemán


Rosa Luxemburgo fué de una sola pieza, revolucionaria aunque enemiga de las sectas, demócrata sin mácula si bien debeladora de las trampas antidemocráticas de las democracia liberales, enemistada desde su primera militancia en los movimientos juveniles socialistas en la parte de Polonia ocupada por la Rusia zarista hasta escasos días antes de su asesinato donde entregó a Paul Leví su critica del bolchevismo (La Revolución Rusa)a su juicio ideologicamente rendido a la demagogia nacionalista, su defensa del internacionalismo proletario supo sortear las trampas nacionalistas procedentes tanto del nacionalismo de gran potencia apenas oculto en los grandes partidos de la II Internacional, como los cantos de sirenas via alianzas "revolucionarias" con el campesinado en las colonias, etnias, naciones o proyectos de ella sin estado propio, se opuso a que su Polonia natal optara por la separación de Rusia justo porque ello significaría dividir al proletariado polaco altamente desarrollado del mas débil resto del proletariado ruso. Por menos de eso pasaría por "traidora" hoy en Cataluña o Eskal Herria. Y sin embargo ahí está su obra y su vida, a su luz el llamado "comunismo" de finales del XX, se halla fuertemente contaminado de populismo a través de los exitosos - no, desde luego, para la promesa del Socialismo - movimientos de liberación nacionales, de hecho hoy el Comunismo, el Socialismo, apenas quiera decir algo para los ganados para la causa "antiimperialista". "Socialpatriota", - o sea "abertzale" - era el epíteto descalificatorio que Rosa prodigaba a conspicuos dirigentes del SPD o de la SFIO francesa. 

(leer el Discurso)

No hay comentarios: